Como elegir mi parcelaPROYECTO

Mi empresa en mi parcela.


Cada véz el tiempo es más valioso, por ello vivir y trabajar en el mismo lugar hoy es una posibilidad.

Por: Fabián Córdova.
JULIO 2016

Para muchas personas que viven en una ciudad tan congestionada como Santiago de Chile, el salir a trabajar fuera de casa resulta bastante improductivo solo por el hecho de gastar tiempo en traslados. Esta tendencia se vuelve cada vez más absurda cuando se vive a un lado de la ciudad y se trabaja al otro lado de la urbe.

Problemas en la ciudad

Hoy más que nunca sabemos que el tiempo es valioso. Para algunos puede tener un valor en dinero y para otros un valor familiar o social que no puede reemplazarse. De modo que, si nuestro tiempo es valioso ¿por qué no buscar una solución que optimice este recurso tan escaso?.

Familia feliz en la parcela

La respuesta lógica sería trabajar en la misma comuna donde se vive. De ese modo nuestro tiempo se volverá más eficiente. La segunda premisa lógica sería; Si mi oficio o mi profesión lo sé a la perfección ¿por qué subordinarme a un empleador? ¿Por qué no independizarme?. Aquí entonces aparecen dos cuestiones a solucionar.
Para este artículo hemos propuesto un caso que nos ha tocado resolver con bastante éxito, y es la fusión de ambos ejemplos.
Hemos tenido varios clientes que han optado por vivir cerca de su trabajo, incluso al punto de trabajar en el mismo terreno donde está su vivienda. Para ello hemos desarrollado los proyectos respectivos para poder solucionar dicho encargo.

Problemas en la ciudad

Mucha gente está tomando la decisión de emigrar al suelo rural para poder concretar ese sueño de construir su vivienda y montar un negocio para poder vivir esa satisfacción de depender de si mismo.
El suelo rural en Chile permite un uso de suelo residencial y agrícola, permitiendo la construcción de bodegas o galpones ligados al rubro de la producción de la tierra. Algunas personas se ven beneficiadas con éste uso, permitiendo vivir, producir la tierra y ganar dinero a la vez, pero ¿Qué pasa con aquellos giros comerciales que quedan fuera de éste uso de suelo? ¿Podré montar un centro de yoga, una sala de ventas de mi artesanía o una consulta de mi profesión?
La respuesta es si.

Problemas en la ciudad

Para poder tener una recepción definitiva y poder tributar con un giro comercial distinto al uso de suelo rural se deberá hacer un cambio de uso de suelo. El primer paso es contactar un arquitecto, con experiencia en ésta área, para realizar un proyecto donde se detalle la obra a ejecutar con todos sus alcances técnicos y administrativos para una “Calificación ambiental favorable”.
Con el proceso antes detallado podrás dar inicio al sueño de tener tu pyme en tu propio terreno. Siendo variados los giros comerciales, industriales, bodegaje, etc.

Problemas en la ciudad

Nostros nos dedicamos a este tipo de proyectos, realizamos toda la tramitación y gestión ante la entidad pertinente. Si tienes alguna duda contáctanos.

Solo el ingenio y el buen uso de la ley podrán superar lo que hasta hoy se ha hecho. Y ojo, que estamos recién comenzando la estampida a los suelos rurales.